Numerosos estudios demuestran la importancia de ser activo físicamente y reducir el sedentarismo. Ambos factores tienen una influencia clara en la mejora de la salud y el bienestar, en la prevención de las enfermedades crónicas y en el aumento de la esperanza de vida. Sin embargo, más de la mitad de la población no se mueve lo suficiente para mejorar y preservar su salud. Gran parte de este fenómeno de inactividad física generalizada se debe  a que hemos cambiado nuestro estilo de vida hacia un modelo más sedentario.

La iniciativa “A SUBIR POR LAS ESCALERAS: ME APUNTO” ha sido promovida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para promocionar la actividad física en el lugar de trabajo.

Como avalan diferentes organizaciones internacionales, el lugar de trabajo es un lugar perfecto para desarrollar iniciativas que mejoren la salud y la calidad de vida. El uso de las escaleras es una posibilidad cotidiana que ayuda a cumplir con las recomendaciones sobre actividad física para la salud.

Ver tabla resumen de recomendaciones