Hace 15 años la OMS eligió para celebrar el Día mundial de la Salud, la promoción del movimiento activo bajo el lema “Por tu salud muévete” haciendo un llamamiento a las personas y comunidades para que asociasen la actividad física como una acción “en pro de la salud”.

En ésta efemérides, la OMS propuso celebrar cada 6 de abril el Día Mundial de la Actividad Física asociando su celebración al 7 de abril, Día Mundial de la Salud.

En el 2010, la OMS, redobla los esfuerzos de lucha contra el sedentarismo, elige como tema específico de celebración conjunta del Día mundial de la Actividad Física y el Día Mundial de la Salud, “la promoción del movimiento activo”. Con esta elección la OMS pretende implicar especialmente a las corporaciones locales,  bajo el lema “La salud urbana es importante”. Recordando  a los municipios que tienen la obligación de  promover el transporte y el ocio activo y de invertir y/o crear entornos urbanos saludables que favorezcan y faciliten la VIDA ACTIVA de los ciudadanos/as”.

 Ver Cartel 2017

El Día Mundial de la Actividad Física tuvo desde su nacimiento un objetivo “la sensibilización de la población para crear una cultura participativa de VIDA ACTIVA SALUDABLE”.

Promocionar la actividad física no solo es una urgente prioridad de salud pública, sino que además representa una de las inversiones no sanitarias más acertadas y necesarias, porque al mismo tiempo que mejoran la salud de la población aumenta la rentabilidad del sistema sanitario. Para la OMS, la actividad física es la forma más sencilla y económica de prevenir enfermedades y mejorar la salud.

Estudios epidemiológicos demuestran que las personas físicamente activas tienen menos probabilidad de sufrir enfermedades crónicas no trasmisibles (ENT) como la cardiopatía coronaria, hipertensión arterial, accidentes vasculares, cerebrales, diabétes, cáncer de colon y mana, depresión, menos riesgo de sufrir caídas y fracturas vertebrarles o de cadera; mayor probabilidad de mantener un peso saludable, en definitiva “vivir más y mejor”. De ahí que la salud sea el valor más importante del ser humano, y que su origen provenga del verso valere, que significa estar más sano y más fuerte.

La lucha contra el sedentarismo ha de ser constante y permanente por que a pesar de que en estos últimos 15 años la sociedad ha tomado mayor conciencia y relaciona la actividad física con la salud, el 60% de la población muncial y 70% de la población europea no tiene una actividad física suficiente que le de beneficios en su salud. Puede ser que la sociedad aún no percibe con suficiente claridad que el sendetarismo es la principal causa básica de enfermedad y discapacidad, responsable de más de dos millosnes de muertes al año y que representa el cuarto factor de riesgo más importante de la mortalidad mundial.

La Dirección General de Salud Pública de la Consejeria de Sanidad del Principado de Asturias en su compromiso con la salud de los/las asturianos/as se suma un año más a esta celebrarción con el objetivo de aunar esfuerzos y revertir los porcentajes de inactividad.

Ver Folleto 2017

Para que la actividad física sea saludable la recomendación es que ha de ser “regular, moderada y vigorosa”. En los adultos se recomienda 30 min. diarios o 75 min. semanales si la actividad es vigorosa o 150 min. semanales si la actividad es moderada.

Un mayor tiempo de actividad siempre reporta mayores beneficios para la salud, sin embargo, más allá de 300 min. semanales no hay evidencia de que el beneficio aumente.

En la infancia y adolescencia la recomendación es que la actividad física diaria sea de 60 min. repartidos entre actividades rutinarias, programadas o recreativas.

En estas edades promover una actividad física saludable no solo contribuye a reducir el riesgo de obesidad y sobrepeso sino que además favorece la sociabilidad, el desarrollo físico e intelectual.

Desde el Gobierno del Principado de Asturias agradecen el trabajo y participación de todos los agentes sociales, ayuntamientos, centros educativos, sociales y de salud que día a día se esfuerzan en conseguir que la VIDA de los/las asturianos y asturianas sea cada vez más ACTIVA y SALUDABLE.